¿Vivir, guardar o compartir?

bien-movil-a-re

Con la proliferación de redes sociales que hemos tenido en los últimos años, a todos se nos han ido generando nuevas ‘necesidades’. Y es que parece claro que ya no nos conformamos con vivir un momento. Ni siquiera de guardarlo en nuestra memoria…mental o digital, ahora, además, hemos de compartirlo, para que todo el mundo sepa qué hemos hecho o qué estamos haciendo.

Es entonces cuando surge la duda acerca de si qué es mejor. ¿Vivir un momento? ¿Guardar un momento? ¿Compartir un momento?

Parece claro que cada vez somos menos dados a vivir los momentos. Algunos son tan efímeros que, o los vives o no podrás compartirlo. Y claro, llega el drama. ¿Cómo va a ser que mis amigos de Facebook, o de Twitter, o de Instagram, no se van a enterar de lo que estoy haciendo? Sería intolerable por mi parte no atender a la demanda de mis fans, piensan muchos.

Por eso, muchos son partidarios de guardarlos en sus teléfonos móviles para poder disfrutarlos posteriormente en casa perdiendo, por tanto, toda la belleza del momento único que se presenta ante sus propias narices.

Y si lo guardas… no te queda más remedio que compartirlo. Al menos, si no lo has vivido intensamente sí podrás demostrar a tu mundo virtual que has estado allí y que puedes sentirte especial respecto a los demás.

Así que, últimamente, vayamos donde vayamos, parece necesario que los momentos se han de compartir. Uno va a un concierto y sólo ve las luces de los móviles grabando canción tras canción, o va a un partido de fútbol y está más pendiente del teléfono que del juego, o en el cine, o en una procesión de Semana Santa… todo vale con tal de compartir el momento. Ya no basta con vivirlo.

Si te gusta, comparte

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA *