Quiero un blog

36130115bed6-8746-4259-8498-6bcb23f2f6ba

Ahora que la marca personal se ha convertido en un activo básico de cara a la obtención de un puesto de trabajo, o de generar uno propio según sea el caso, la creación de un blog se ha convertido en una referencia ineludible de cara a quienes se encuentran en ese proceso de relanzamiento profesional.

Pero, por supuesto, dentro de ese proceso, existe la necesidad de dirimir diversas cuestiones previas. Lo primero es tener claro acerca de lo que quiero escribir. ¿En qué soy bueno? ¿En qué destaco? ¿Hago cosas que nadie más sabe hacer o las hago de un modo completamente original? Como orientación, tened en cuenta diversas premisas. Se calcula que cerca del 20 por ciento de blogs que inunda la red se refiere a viajes, otro 20 por ciento a moda y otro 20 por ciento a gastronomía. El 40 por ciento restante se dispersa entre fotografía, deporte, blogs personales, de música…

Es decir, si tienes la idea de crear un blog para darte a conocer, ten en cuenta que existen campos en los que el mercado está altamente saturado y donde poder destacar o convertirte en influyente es cada vez más difícil. Pero eso tampoco te puede detener, tú tienes una ventaja respecto a los demás, quizás tienes una receta secreta que todo el mundo desconoce para hacer una determinada salsa o puede que tengas un look definitivo para sorprender en una primera cita.

Tras encontrar el tema adecuado, lo siguiente será discernir acerca de la plataforma en la que debo albergar mi blog. Aquí siempre vienen las dudas entre las dos grandes. ¿Blogger? ¿WordPress? Ambas tienen ventajas y ambas tienen inconvenientes.

Las ventajas de Blogger radican, sobre todo, en el hecho de que pertenece a Google, por lo que te posicionará mejor en buscadores, podrás acceder fácil y cómodamente a Google+, su manejo es bastante sencillo, sus plantillas son muy dinámicas… Como desventaja, que quizá mucha gente se piense que el hecho de llevar la coletilla blogspot, eso le convierte en algo menos profesional, pero tampoco es algo demasiado grave.

Los puntos fuertes de WordPress pasan, sobre todo, por la seriedad o rigurosidad que emplean. Parece todo mucho más profesional y concede un cariz más serio a todo lo que ahí se publica puesto que, además, otorga la posibilidad de dar una imagen de página web a través de un blog. Sus desventajas pasarían por la dificultad que, en ocasiones, provocan su propio diseño de plugins, pero sólo es acostumbrarse.

Tras estos dos pasos, el tercero sería comenzar a dotar de contenido al blog. Has de pensar que el blog ha de tener contenido casi diario. No puedes comenzar tu aventura en la blogosfera y dejar a tus seguidores sin ninguna entrada nueva hasta dos o tres semanas. Y has de comentar en otros blogs. Eso es fundamental. Nadie va a caer por casualidad en tu bitácora. A mucha gente tendrás que invitarla a que pase por allí pero sin la sensación de mendigar seguidores…

Además, has de pensar que el blog se engloba dentro de una estrategia con otras redes sociales. Enlaza tu blog en tu Facebook, en Twitter… etcétera, poco a poco comenzarás a generar tráfico hacia tu persona y, poco a poco, irás obteniendo mayor repercusión y notoriedad.

Si te gusta, comparte

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA *