Nadie me lee en Facebook

facebook-cae

facebook-cae

El título de este post… seguro que todos vosotros lo habéis pensado en alguna ocasión. Al menos, todos los que lleváis la gestión de alguna página de Facebook de alguna empresa o institución o marca personal.

Nadie me lee. Pongo publicaciones muy interesantes pero nadie le da a me gusta. Nadie deja comentarios, nadie lo comparte.

¿Es culpa de Facebook? ¿O es culpa mía?

Menudo debate. Abrir un melón de este tipo entre la gente que se dedica de manera profesional a esto de las redes sociales es casi sinónimo de enfrentamiento. No es una pelea al estilo quién es mejor, Cristiano Ronaldo o Messi, pero sí que enciende los ánimos entre el personal.

Muchos acaban echando la culpa al algoritmo de Facebook. Es cierto. Es verdad que los cambios que se producen en este algoritmo provocan continuos quebraderos de cabeza entre quienes usan páginas de Facebook. Pero echar la culpa únicamente al empedrado… es algo así a matar al mensajero. Sí tiene parte de culpa, pero no es el principal responsable.

Quizá haya que pensar en culpas más propias que ajenas. ¿Te has parado a pensar en algún momento de tu vida contra cuántas páginas puede estar luchando la que tú gestionas para que se muestre en el TL de un usuario? Y eso sólo en páginas. ¿Te has dado cuenta que también has de pelear contra las fotos de las vacaciones de tu primo segundo al que sólo ves en el pueblo en verano y que en el fondo odias con toda tu alma? ¿O con amigos que se pasan el tiempo enseñándote la de cosas que es capaz de hacer su perro o su gato?

¿Y a qué nos lleva todo ello? A pensar algo que no a todos nos hace gracia. A que quizá la culpa también sea nuestra. Que quizá nuestro contenido no se muestra porque:

  • La gente que le ha dado a me gusta a nuestra página lo ha hecho por compromiso y que le dio una vez y no ha vuelto a pasar
  • No estás dando lo que tu audiencia realmente quiere que le des
  • Repites estándares de publicación que terminarán cansando a tus seguidores…

En definitiva, ¿te has parado a pensar acerca de si tu contenido es realmente bueno? Porque quizá ahí esté la madre de todo el cordero. Quizá lo que para ti es la pera limonera… para tus seguidores no sea más que spam encubierto y una publicación sin sentido.

Piénsalo. Yo también. Y es verdad. Quizá no esté aportando el valor que mi comunidad espera de mí. A lo mejor tengo que replantearme el futuro y cambiar de estrategia. Porque, a veces, hay que tratar de adelantarse a Facebook y cambiar el paso para ser más competitivo. ¿Cómo? Si lo supiera… no te lo diría.

Y, si esto fuera poco, para el año próximo se anuncian más novedades en las páginas de Facebook. Entre otras que, por ejemplo, se penalizará la programación de contenidos a través de la propia página. Visto así, parece hasta lógico. Ya lo sabíamos de cuando alguien programaba en otras plataformas tipo Hootsuite que todo ese contenido quedaba más marginado. Y habrá más. Ojito con los sorteos, con determinadas palabras que induzcan a descuentos, promociones

Pero lo principal, es darse cuenta que nuestro contenido quizá no sea tan bueno como pensábamos. Es chungo que te lo digan así, a la cara. Pero a los primeros a los que se lo hemos dicho ha sido a nosotros mismos. Quizá así avancemos… o no.

Si te gusta, comparte

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA *