Las redes sociales, una herramienta clave para buscar trabajo

buscar-empleo-twitter

Muchos son los que a día de hoy buscan una nueva oportunidad laboral y otros tantos los que, cansados del trabajo que ejercen habitualmente, han decidido buscar nuevas metas. Tanto unos como otros se encuentran con las mismas dificultades a la hora de optar a un puesto diferente, por eso hemos decidido echarles una mano a la hora de llevar a cabo este cambio.

Y es que, además de ponerle mucho empeño al asunto, lo que debes hacer es utilizar las redes sociales que a menudo te sirven como entretenimiento para buscar empleo. Ten en cuenta que casi el 100% de los empleadores se pasan por las redes sociales antes de pactar las entrevistas, motivo por el cual estas pueden determinar si entras o no en un proceso de selección.

¿Qué debes entonces publicar y no en estas?

– Busca lo que dice de ti Internet. Teclea tu nombre en Google y echa un vistazo a los resultados que te ofrece. Una vez vistos sabrás cuál es tu marca personal. Si es lo que quieres, adelante, sigue en la misma línea, si no, sigue leyendo.

– Si lo que Internet dice de ti no te gusta, empieza a trabajar sobre ello y a orientar tus publicaciones de forma que definan mejor tu marca personal. Empieza por darle a tus redes sociales un aire más profesional, con artículos de interés y con fotos que hagan alusión a tu faceta laboral y revisa tu privacidad.

Planea cómo será tu presencia en Internet. No dejes nada a la improvisación, ni siquiera en tus redes sociales.

Utiliza Linkedin. Es la red social reclutadora de empleo por excelencia. No dejes tu perfil a la casualidad, esmérate en rellenar todos los campos y en detallar en qué eres bueno. Solicita recomendaciones, logra que validen tus aptitudes y complementa hasta el final este espacio que tanto dice de ti.

No dejes de lado las demás redes sociales. Facebook y Twitter son un canal excelente para hablar de ti, además de un lugar en el que estar en contacto con otros profesionales que pueden ayudarte, y mucho, a la hora de ofrecerte recomendaciones. Haz lo que de ellos también demandarás un día y aporta valor a los que te siguen.

– A este respecto cuida a quién sigues. Profesionales y empresas de tu ámbito profesional, así como profesionales que te puedan aportar un valor añadido.

No mientas. Simplemente habla de tus aptitudes y cualidades, sin necesidad de exagerarlas. Piensa que en Internet tiene mucha memoria y puede que te pillen en alguna cosa que publicaras hace tiempo y que no se corresponde exactamente con la realidad.

Utiliza las palabras clave en tus perfiles. Si eres periodista, redactor o social media, utiliza estas tres palabras en todas tus redes de tal manera que vayan a la par.

Mantén siempre tus perfiles actualizados. Todos los días estás adquiriendo nuevas aptitudes, muéstraselas al mundo.

Destaca en lo que haces. Si eres del montón, nunca lograrás que nadie se fije en ti.

No cometas faltas de ortografía. Hablará mal de ti que en tus redes hables como lo harías con un amigo.  Respeta las normas si quieres ser visto como alguien profesional.

Ahora que ya te hemos acercado unos sencillos consejos con los que conseguirás muchas cosas. Y ahora, ¿qué excusa vas a poner para seguir sin hacerlo?

Si te gusta, comparte

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA *